RECOMENDACIONES PARA UN AFRONTAMIENTO EMOCIONAL EFICAZ POR EL COVID-19

El Covid-19 ha cambiado por completo nuestra vida cotidiana, además de hacer estragos en la sociedad. Son muchas ya las personas que tienen la enfermedad y otros muchos que han fallecido. Es una situación nueva, que genera mucha incertidumbre a la vez que miedo por contagiarse, incrementados por la continua exposición a información sobre el virus. Es imprescindible atender a las medidas de higiene indicadas por los médicos, así como también debemos prestar atención a los cuidados relacionados con la salud emocional que reduzcan alteraciones en  nuestro comportamiento, estado de ánimo y estilo de vida. A continuación se detallan una serie de indicaciones a tal fin:

A. SI NO ESTÁ AFECTADO POR EL COVID-19

  • Evite la sobreinformación. Hay que diferenciar entre estar informado y estar permanentemente conectado. Esto último hará que aumente su estado de nerviosismo y sensación de riesgo.
  • Contraste la información que comparta con sus contactos. Procure informarse con fuentes oficiales para asegurarse que la información es veraz. Ministerio de Sanidad, Colegios Oficiales Sanitarios, OMS, etc.
  • Informe a los más vulnerables adaptando el lenguaje a su nivel de comprensión. Tanto niños, personas con enfermedad mental o ancianos con algún tipo de discapacidad también merecen conocer qué está ocurriendo en el mundo. Intente adaptar la información sin mentir y sin usar eufemismos.
  • Identifique pensamientos que puedan estar incrementando su malestar. Pensar continuamente en un posible contagio o ver constantemente noticias al respecto puede generar una serie de pensamientos catastróficos que generen malestar.
  • No trivialice el riesgo, pero tampoco lo magnifique.
  • Comparta sus emociones, acéptelas y busque ayuda y apoyo si usted solo no puede gestionarlo.
  • Evite hablar continuamente del tema. Es un tema importante y de actualidad, pero existen miles de temas con los que hablar con los demás.
  • Mantenga los hábitos de higiene.
  • Intente realizar una rutina diaria. Si mantenemos un horario hará que nos sintamos mucho mejor. Ocio individual y en pareja, responsabilidades de casa, trabajo, actividad física.
  • Mantenga el contacto social. Contacto social y contacto físico no es lo mismo. Mientras que debemos mantener la distancia física con los demás, podemos mantener el contacto con nuestros seres queridos a través de llamadas, videollamadas, mensajes, etc.

B. SI PADECE LA ENFERMEDAD

  • No piense en lo peor precipitadamente, la mayoría de los pensamientos estarán causados por el miedo.
  • Sea realista, pero no catastrófico. Piense cuántas enfermedad ha superado con éxito en su vida y cuántas personas se están recuperado del Covid-19.

Fuente: Colegio Oficial de la Psicologia de Madrid (2020)

A %d blogueros les gusta esto: